Reflexion #2

Un hombre con dudas

聽 聽 聽 聽 En los cuentos de la obra El Conde Lucanor del autor Don Juan Manuel (siglo XIV), podemos observar c贸mo el Conde Lucanor siempre empieza las conversaciones presentando un problema y donde Patronio le aconseja con un relato y le explica la raz贸n por la cual 茅l se lo aconseja, terminando con una moraleja. El conde Lucanor es un noble聽que parece ser muy humilde, pero para m铆 es una persona muy insegura de s铆 mismo y de muy poca experiencia. Por la raz贸n de no poder tomar las decisiones por s铆 mismo, 茅l depende mucho de su consejero para hacer cualquier cosa o solucionar cualquier problema. Ahora Patronio, el consejero tiene una gran experiencia con la vida, da consejos muy sabios y que dejan al conde con una buena imagen. Patronio siempre le cuenta un cuento relacionado con el tema para que as铆 el Conde tome la decisi贸n correcta. Eso es muy interesante porque ya la idea la han usado en un pasado y saben m谩s o menos si el consejo es bueno o malo[ICM2]聽. El Conde siempre se pone de acuerdo con lo que Patronio le dice, ve que el consejo es bueno y lo escribe en el libro. La moraleja en dos versos del final condensa el sentido del cuento y favorece que el mensaje sea m谩s directo y aplicable a la vida diaria.

       Al final de cada cuento vemos c贸mo a帽ade la frase 鈥淓 la historia deste ejemplo es 茅ste que sigue鈥. Los temas que estos relatos traen a la mesa son sobre la maldad, mentiras, envidia, problemas sociales y la hipocres铆a, entre otros m谩s. Son temas que podemos ver que muchas religiones llevan al cabo, sin darse cuenta del da帽o que le hacen a los dem谩s. Por ejemplo, podemos observar c贸mo el Conde para no ser un mal noble o ser criticado por su pueblo le pide ayuda a Patronio. En s铆 est谩 muy bien c贸mo Patronio presenta su consejo con narraciones de la vida real, los cuales ayudan al Conde a poner sus ideas claras.

聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽 El Cuento XLI, es un buen ejemplo porque nos habla de c贸mo el conde pens贸 que era una buena idea a lo que le agreg贸 鈥渁 las pihuelas ya los capirotes.鈥 Patronio le relat贸 el cuento del rey llamado Alhaquen, el cual termin贸 la mezquita no para el pueblo, sino para que lo elogiaran, y para 茅l solo. De acuerdo con el cuento, Alhaquen era un rey que perder谩 su reino en paz, pero nunca se preocup贸 por mantener una buena imagen. Ser rey no solo se trata de cuidar lo que heredaron, sino que adem谩s tienen un pueblo a quien servir y una religi贸n que tiene que practicar. Alhaquen nunca se preocupa por su imagen, [ICM3]聽c贸mo que dar铆a su nombre si fallece, c贸mo las personas lo van a recordar si nunca hace nada por el pueblo. De acuerdo con el Cuento XLI, el rey Alhaquen 鈥渘o se preocupaba por nada de esto, sino por comer, descansar, y vivir en medio de deleites.鈥

聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽 Cada uno de nosotros, tenemos nuestro Patronio que podr铆a ser un tutor, amigo cercano o mentor, brind谩ndole orientaci贸n o dici茅ndole qu茅 es mejor para usted de la experiencia pasada que ha tenido. En caso de duda, siempre le pregunto a alguien que haya estado all铆 antes que yo o que sea mayor que porque sabr铆a m谩s sobre la situaci贸n que yo y porque ha estado all铆 antes y podr铆a darme conocimiento sobre lo que no debo hacer o hacer para tener 茅xito. Creo que el conocimiento es algo que tienes que compartir y no es propio es prestado, aunque en esa 茅poca solo los de alto prestigio ten铆an ese privilegio, por eso ten铆a m谩s ventajas que otros.